LG y LP – Opciones de tratamiento actual

La lipodistrofia es actualmente incurable; la pérdida de tejido graso subcutáneo es irreversible. Una dieta adecuada es muy importante en la LG y la LP. El hambre asociada a la deficiencia de leptina hace difícil controlar la ingesta energética, lo que a su vez tiene un efecto negativo en las alteraciones presentes del metabolismo de azúcares y grasas.

A causa de las alteraciones del metabolismo de azúcares y grasas, las medidas dietéticas o una nutrición adecuada son muy importantes.

El ejercicio físico o la practica de un deporte regularmente, contribuye significativamente a aliviar las alteraciones metabólicas. La actividad debería ser adaptada a la edad y al estado de salud de la persona en cuestión. El ejercicio puede no estar recomendado en pacientes con enfermedad cardíaca.

La medicación también se emplea para tratar las alteraciones metabólicas y cualquier posible patología secundaria. No se puede tratar la causa de la lipodistrofia, solo las afectaciones secundarias de la LG o la LP.

Si la apariencia física supone una gran carga para la persona, ésta se puede mejorar mediante intervenciones cosméticas.

El reconocimiento temprano de los signos y síntomas de lipodistrofia es importante para que así el tratamiento apropiado pueda iniciarse lo antes posible.